Documento

BDDH395 Ir a BDDH  |||| Buscar en el texto    
Código de identificación BDDH395
Nombre del responsable

Gonzalo Cantarero de Salazar

Fecha de última grabación

08/01/2024

Autor

Bueno y García, Javier [1]

Título

Rubén Darío [2]

Variantes del nombre del autor

Bueno, Javier

Bueno García, Javier

Azpeitúa, Antonio (pseudónimo) [3]

Azpeitia, Antonio (pseudónimo) [4]

Fecha de nacimiento autor

1883, 4 agosto [5]

Fecha de muerte autor

1967, 10 julio [6]

Lugar de nacimiento autor

Madrid (España)

Lugar de muerte autor

Gryon (Aigle, Suiza

Actividad profesional autor

Periodista, escritor y dramaturgo [7]

Fecha/Siglo

1965

Tipo de producción

Original

Difusión

Dependiente

De

Diálogo con el que se fue. Véase testimonio en Bueno, Javier. Diálogo con el que se fue

Materias

Literatura [8]

Temas secundarios

Ciudades [9]

Religión

Número de interlocutores

2

Interlocutores

Nombre: Rubén Darío [10]
Categoría: Escritor


Nombre: Buenito [11]
Categoría: Representante de oficio o profesión [12]

Enunciación

Directa e Indirecta

Lenguas del texto

Castellano [13]

Tipo de testimonios

Impresos

Impresos

Código: 1
Año: 1965. Véase testimonio en Bueno, Javier. Diálogo con el que se fue, págs. 53-57.]

Notas

[1] Es importante señalar que Javier Bueno y García es tío de Javier Bueno Bueno —también periodista—, con el que a veces se confunde, pues a menudo se cita a ambos solo con nombre y primer apellido. Nacido Bueno Bueno en 1891, a lo largo de su carrera llegará a ser presidente del diario socialista “Avance” en Asturias y a destacar por su participación en la Revolución obrera de Asturias de octubre de 1934.

[2] El título de cada diálogo nombra exclusivamente al personaje con el que Javier Bueno conversa.

[3] Se puede encontrar este pseudónimo tanto en artículos que publicó en el ABC, como en los que hablan de él en este mismo periódico. También aparece en López de Zuazo (1988, 2ª ed., págs. 151 y 240, y 2008, pág. 25). El OPAC de la Biblioteca Nacional de España registra algunas obras de Javier Bueno y García bajo la autoría de Antonio Azpeitúa, pero sin indicar que este último nombre es uno de los pseudónimos de Javier Bueno y García.

[4] Posiblemente, como consecuencia de un error en la primera edición del Catálogo de periodistas españoles del siglo XX de A. López de Zuazo (1981, pág. 88) que asignaba el pseudónimo “Antonio Azpeitia” a Javier Bueno y García (aunque después, tanto en las “Adiciones y correcciones”, pág. 669, como en la “Fe de erratas”, pág. 706, de esa misma obra subsanaba el error indicando como correcto “Antonio Azpeitúa”), el Catálogo de Autoridades de la Biblioteca Nacional de España asocia el nombre Antonio Azpeitia a Javier Bueno y García (http://catalogo.bne.es/uhtbin/authoritybrowse.cgi?action=display&authority_id=XX1021735&index=LCNAME&lang=es). También bajo este nombre se menciona a Javier Bueno y García en el artículo de Felipe Hernández Cava (2016, sin paginar). Barreiro (2017, sin paginar) afirma que utilizaba este pseudónimo cuando era corresponsal de guerra para Caras y Caretas y para ABC. Sin embargo, no se ha podido encontrar ningún artículo, en estos dos periódicos, firmado bajo este nombre, ni que haga referencia a algún Antonio Azpeitia. Es posible que la atribución de este se deba a que su hijo, Guy Bueno Rosiansky, firma bajo el nombre de Francisco Azpeitia (López de Zuazo, 1988, pág. 151 y 2008, pág. 25), habiendo mezclado, por lo tanto, ambos pseudónimos. Debe tenerse también en cuenta que, según la primera edición del Catálogo de periodistas españoles del siglo XX (1981, pág. 56) su sobrino, Javier Bueno Bueno, firmó con el pseudónimo “Antonio Azpeitia”.

[5] Hay discrepancias sobre la fecha de nacimiento de Javier Bueno y García. En López de Zuazo (1981, pág. 88) se indica que nació en 1870. En su catálogo posterior (1988, pág. 240) señala la fecha de 1884. Sin embargo, bajo su pseudónimo de “Azpeitúa, Antonio”, sitúa su nacimiento en 1883 (1988, pág. 151 y 2009, pág. 25). Tras la consulta en el Padrón de habitantes de la Villa de Madrid tanto de 1900 como de 1905 se puede afirmar que Javier Bueno y García nació en Madrid el 4 de agosto de 1883 (véase Cantarero de Salazar, 2022, pág. 227).

[6] La fecha de muerte coincide en todas las fuentes consultadas (López de Zuazo, 1988; Biblioteca Nacional de España; y Gonzalez Soriano [2019, pág. 85]). El 11 de julio de 1967 el periódico ABC incluye una necrología del autor fallecido a los 84 años; véase la Bibliografía.

[7] Desde muy joven trabaja en las redacciones de los diarios madrileños de El Globo, España Nueva y El Liberal (véase Gonzalez Soriano 2019, págs. 27-46). Un tiempo después, tras el estallido de la Primera Guerra Mundial en 1914, se convierte en corresponsal de guerra para el periódico ABC, donde publicará durante un largo período. Como otros periodistas de su tiempo, con inquietudes literarias, escribió novelas y cuentos, Una vida (1912) y Un hombre, una mujer y un niño (1914-1916). También publicó novelas en francés, como Des trous dans le sable (1950) o La grue et les oiseaux exotiques (1954) y una obra de teatro, La Herencia: Novela dialogada en tres jornadas (1923).

[8] El autor, Javier Bueno, a través del personaje del periodista, al que da voz, rememora un encuentro anterior con Ruben Darío en el transatlántico “Hollandia”. Esta conversación parece ambientarse en una escena real, puesto que ambos personajes navegaron juntos de Lisboa a América en el verano de 1912 como viaje promocional de la revista Mundial Magazine (véase bibliografía final, Javier Bueno, “El viaje de Mundial”). La rememoración de esta charla dará pie a que el literato recuerde a su vez distintos momentos de su vida y se justifique por algunos de sus actos. Existen referencias a autores españoles como Azorín (José Martínez Ruiz 1873-1967), Antonio Machado (1875-1939, véase Bueno y García, Javier. Antonio Machado) o Ramón del Valle-Inclán, véase Bueno y García, Javier. Ramón del Valle-Inclán). También se reproduce el encuentro entre Darío y el poeta francés Paul Verlaine (1844-1896). Posteriormente el poeta nicaragüense elogia la Divina Comedia de Dante y la sitúa por encima de la obra de Shakespeare, Cervantes, Ronsard y Goethe. También se menciona al periodista Enrique Gómez Carillo (1873-1927), quien, según Darío, lo odiaba por no permitirle entrar en el periódico argentino La Nación, y a San Francisco de Asís junto a la obra de su vida, Las florecillas.

[9] Rubén Darío alude a ciertos lugares (ciudades o países) por los que ha viajado durante su vida, como Madrid, París, Italia o Montevideo.

[10] El diálogo no presenta de manera textual el nombre de los interlocutores. El cambio de voz se señala por medio de un guión al principio de cada parlamento. En este caso, es Javier Bueno quien llama a su interlocutor “Rubén Darío” para situar al lector en la escena en la que tuvo lugar el diálogo.

[11] Frente a otras piezas de la colección se demuestra en este diálogo una cercanía entre ambos interlocutores que es explícita también por boca de Rubén Darío al utilizar este apelativo.

[12] Bueno presenta a Rubén Darío en su última etapa tanto en el diálogo que sucede ante los ojos del lector como en el que los interlocutores recuerdan del pasado, mantenido en el transatlántico “Hollandia”. Esta condición del personaje refuerza la reflexión que lleva a cabo el poeta nicaragüense durante este diálogo sobre su propia vida.

[13] La recreación del encuentro entre Rubén Darío con Paul Verlaine se reproduce en francés. También la voz portuguesa “Saudades” aparece escrita por Rubén Darío al dorso de una carta de menú como dedicatoria para una mujer.

Bibliografía

Véase bibliografía en Bueno, Javier. Diálogo con el que se fue

© Instituto Universitario Menéndez Pidal. Todos los derechos reservados.312635 visitas