Documento

BDDH338 Ir a BDDH  |||| Buscar en el texto    
Código de identificación BDDH338
Nombre del responsable

Amaruc Lucas Hernández [fecha primera versión 2019]

Fecha de última grabación

20/12/2019

Autor

Juan de Medina Plaza, fray

Título

Sermo de septem Ecclesiae sacramentis

Variantes del nombre del autor

Juan de Medina

Juan Medina Plaza

Medina, Juan (O.S.A.)

Variantes del título

Yxu vecatzehendi vandanguriqua Sacramento equa himbo

Fecha de nacimiento autor

Desconocida [1]

Fecha de muerte autor

ant. 1606 [2]

Lugar de nacimiento autor

¿Medina Sidonia (Cádiz)? [3]

Lugar de muerte autor

Desconocido [4]

Actividad profesional autor

Fraile agustino, evangelizador, prior, maestro, lingüista [5]

Autores secundarios y dedicatarios

Juan de Medina Rincón (Dedicatario) [6]

Fecha/Siglo

1578

Tipo de producción

Original

Difusión

Dependiente

De

Doctrinalis fidei in Michuacanensium Indorum linguam. Tomo I. Véase Juan de Medina Plaza, fray. Doctrinalis fidei in Michuacanensium Indorum linguam. Tomo I.

Materias

Catequesis. [7]

Cristianismo.

Religión.

Temas secundarios

Costumbres.

Crítica de costumbres.

Lengua.

Número de interlocutores

2

Interlocutores

Nombre: Vandahtsicuhpeti (predicador)
Categoría: Profesor. Sacerdote


Nombre: Gentil
Categoría: Indio

Enunciación

Directa e Indirecta

Lenguas del texto

Latín. Tarasco.

Tipo de testimonios

Impresos

Impresos

Código: 1
Año: Véase testimonio en Juan de Medina Plaza, fray. Doctrinalis fidei in Michuacanensium Indorum linguam, t. I, fols. 1 r-65 v (de la segunda numeración)1578.

Notas

[1] Fray Juan de Medina Plaza es un personaje de quien se habla poco en las crónicas agustinas, pues su nombre nunca aparece en la lista de los 232 frailes peninsulares que pasaron a la Nueva España con las 21 misiones que arribaron procedentes de España entre 1533 y 1598 (cf. Rubial 1989, Apéndices, Cuadro 1). Juan de Medina Plaza fue un fraile que hizo su profesión religiosa en España y que pasó a México desde Sevilla o Cádiz; hoy, Pablo Beaumont en su Crónica de Michoacán, refiere que fue uno de los fundadores del convento de Guadalajara (cf. Beaumont 1987, pág. 442). Para el año de 1559 Juan de Medina Plaza era prior del convento de Tacámbaro, ya que en esa fecha el fraile recibió la cantidad de 200 pesos para proseguir la obra y edificio del monasterio, que en años anteriores había sufrido algunos incendios (microfilm conservado en el ex convento de Tiripetío procedente del Archivo General de Indias, Sevilla, Contaduría, Legajo 664, s/f, Cuentas tomadas al tesorero Fernando de Portugal). Maturino Gilberti afirma en 1559 haber consultado a Juan de Medina Plaza sobre la traducción y uso adecuado del término Santísima Trinidad antes de que su Doctrina Cristiana fuera entregada a la imprenta, pues, según el franciscano, consideraba a Medina Plaza como una persona experta en teología y en la lengua de Michoacán (cf. Gilberti, Introducción histórica con apéndice documental y preparación fotográfica del texto por J. Benedict Warren, Morelia, Fimax, 1987, pág. XXXIII). Escobar reconoce la importancia de Medina, anotando: “Omito de la industria aquí, los muchos escritores que al principio de la conquista hubo de NN. VV. PP., porque los más escribieron artes de las lenguas, como fue el padre Fr. Juan de Medina Plaza, Prior de Cuitzeo y de Tacámbaro, el cual en la lengua tarasca muchos y excelentes escribió, de lo cual algo se imprimió por los años de mil quinientos setenta y cuatro, como hoy se hallan muchos otros, cuaresmas en los idiomas de la tierra, y muchos manuales y devotos; como asimismo nos refieren los escritores y autores que hubo durante la unión de esta provincia con la de México” (Escobar 2002, pág. 179). Alipio Ruiz, cuando habla de algunos de los frailes que fueron electos como priores en los Capítulos de la orden, menciona a un tal Juan de Medina que en 1581 fue electo prior del convento de Cuitzeo; en 1584 otro homónimo lo fue de Tzirosto y, en 1587, otro del mismo nombre fue de nuevo prior de Cuitzeo (cf. Ruiz 1984, págs. 1-12). En resumen, podemos decir que Juan de Medina Plaza fue prior de dos de los conventos más importantes de Michoacán: Tacámbaro y Cuitzeo. Llegó a la Nueva España con la firme tarea de evangelizar a los indios antes de 1559, pues, para ser considerado como alguien especialista en la lengua, debió de haber permanecido varios años antes en Michoacán. Además fue conocido, reconocido e importante entre los frailes tanto de la orden franciscana como de la de San Agustín, pues como describe José Toribio Medina, al haber sido prior de los conventos mencionados, daba a entender que era una persona de importancia, porque en Tacámbaro había estudios y nos dice el Padre Basalenque que allí “ponían por priores, graves personas que pudieran ser espejo de virtud” (cf. Medina 1989, pág. 206).

[2] Aunque no existe una fecha precisa de su fallecimiento, habría que situarla con anterioridad a 1606, pues los documentos de esa época ya no mencionan el nombre de Juan de Medina entre los religiosos que integran la provincia de Michoacán (Resines 1992, pág. 160).

[3] Juan de Medina Plaza figuraba como prior del convento de Tacámbaro, tal como se constata en la portada del tomo segundo de la Doctrina de la Fe, publicada en 1575 y las aprobaciones del tomo primero; además de la palabra “Bethico”, alusiva a su origen andaluz (cf. Medina, Portada), Pablo Beaumont en su Crónica de Michoacán, refiere que era de Medina Sidonia, situada en el centro de la provincia de Cádiz (Andalucía, España), (cf. Beaumont 1987, pág. 442).

[4] Posiblemente en América.

[5] Medina Plaza tuvo entre sus responsabilidades la de dirigir a los miembros de su comunidad y responder por ellos ante el provincial, de quien dependían directamente. Asimismo, debía organizar las misiones, ser el guía espiritual de los indios y el director encargado de encauzar el trabajo de su comunidad, no solo en lo referente a la cristianización, sino incluso en la vida económica y política del poblado. Su función no solamente se redujo a gobernar a sus inferiores y a obedecer al superior, tenía además un papel clave en la elección que se realizaba cada tres años de las autoridades superiores de la orden (Rubial 1989, pág. 49).

[6] Juan de Medina Rincón nació en Segovia en 1530. Llegó a la Nueva España en 1534 junto con su padre, el licenciado Antonio Ruiz de Medina, quien había sido nombrado fiscal de la Real Audiencia de México. Entró a estudiar a la Orden de San Agustín, en la ciudad de México, y recibió el hábito de novicio en 1542. Más tarde fue electo superior provincial de la provincia agustina de México en el capítulo celebrado en Atotonilco en 1566 y sirvió en ese oficio hasta 1569. Probablemente durante la segunda mitad de 1573 su nombre fue presentado al papa para el nombramiento al obispado de Michoacán. Al siguiente año, luego de una serie de trámites y de labor de convencimiento, aceptó. La aceptación quedó registrada en cartas de 19 y 20 de octubre de 1574. En el primer domingo de adviento de 1575 el arzobispo de México don Pedro Moya de Contreras y el obispo de Puebla don Antonio de Morales, quien había sido su antecesor en la sede de Michoacán, le consagraron obispo (Warren 2000, págs. 13-14).

[7] Sermones sobre los sacramentos con diálogos intercalados.

Bibliografía

Véase bibliografía en Juan de Medina Plaza, fray. Doctrinalis fidei in Michuacanensium Indorum linguam. Tomo II; Doctrinalis fidei in Mechuacanensium Indorum linga (sic). Tomo I

© Instituto Universitario Menéndez Pidal. Todos los derechos reservados.52058 visitas